CASAS DE CUIDADO A HERMANAS MÍNIMAS

La Hija Mínima limitada en su actividad física por ancianidad o enfermedad, es un elemento muy valioso para la Congregación, pues vive para los demás orando y ofreciendo sus limitaciones y dolores, unida a Cristo Sufriente; con esto, las Comunidades reciben fuerza y fecundidad. Por su parte, la Hija Mínima acepte con humildad los servicios que deban prestarle.

CASA DE NAZARETH

León, Gto.

ST. JOSEPH´S CONVENT

Nogales, Arizona EU